De cómo me “atrapó” Orange is the new Black

Nunca he sido muy disciplinado para ver series de televisión. Tal vez he retomado algo de “compromiso”  para verlas gracias a servicios como YouTube, Netflix, Crunchyroll y demás. Mi más reciente encuentro con una serie desconocida ha sido bastante agradable, a pesar de hacerlo sin tener en cuenta el orden cronológico de sus capítulos.

Hace unos días y gracias a  Netflix Latinoamérica pude asistir al estreno anticipado para medios de los dos primeros capítulos de la próxima temporada de su serie original Orange is the new Black, una interesante combinación de drama y comedia, que busca mostrar a su manera la vida de aquellas personas que por una u otra razón terminaron en una cárcel estadounidense.

OITNB-netflix-temporada-2-juni-6-orange-is-the-new-black

Como mi intención en este momento no es arruinarle la continuidad de Orange is the new Black a aquellos que ya han visto la primera temporada, les comentaré por qué me pareció tan atractivo su formato:

  • Los personajes son MUY buenos. Hay uno que otro estereotipo, pero cada uno prisionera cuenta con un origen, personalidad y comportamiento diferentes, lo que hace que podamos considerar a cada personaje alguien que podría existir en la vida real, a pesar del aderezo de su ficción particular, y potenciados por las destacadas actuaciones.
  • Como mencionamos al inicio, hay una interesante mezcla de drama y comedia. No se va a los extremos: Ni es un novelón ni tampoco un sitcom exagerado de bromas fáciles. Eso es importante si quieres permanecer un buen tiempo de tu día observando una serie, ya que tendrás un rango de emociones muy completo durante tu sesión. Argumento de gran diseño ante todo.
  • Por otra parte, en los capítulos que observé había una exploración sobre el pasado del personaje central del capítulo, con algún tipo de recuerdo a manera de flashback que encajaba perfecto con el argumento en su presente.
  • Los eventos secundarios alrededor del tema central del capítulo le añaden profundidad a la vida de estas prisioneras, no sobran en ningún momento.
  • Algo importante: Al no haber seguido Orange is the new Black anteriormente, me sorprende que cada capítulo es casi autoconclusivo, es decir, puedes entender el relato de cada episodio y cerrar buena parte de lo que cuenta, sin necesidad de tener presente la temporada anterior. Bueno, para los fanáticos SÍ HAY detalles clave de continuidad, pero para el novato como yo esto sirve como un buen primer paso.
  • El tratamiento de temas tabú como la homosexualidad, los desnudos y las drogas es fino e inteligente, casi perfecto, aún cuando sean usados por momentos en los segmentos cómicos.

OITNB-netflix-temporada-2-juni-6-orange-is-the-new-black-2

Así como las prisioneras de Orange is the new Black, yo mismo quedé atrapado, pero a causa de esa interesante combinación de elementos, que le imprime personalidad y frescura.

Creo que le daré la oportunidad a su primera temporada a través de Netflix antes del estreno de la segunda, programado para el próximo 6 de junio.

Agradecimientos a Netflix Latinoamérica por su invitación a la función especial de la segunda temporada de Orange is the new Black, realizada en Bogotá.

Anuncios

2 comentarios en “De cómo me “atrapó” Orange is the new Black

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s