Tintología: Aprendiendo la tecnología de las tintas de HP

Tintologia-hp-1Hace un par de días acepté una invitación de HP para conocer un poco sobre la tecnología que usan en las tintas de sus impresoras. Al principio pensé que sería un taller muy técnico y probablemente no entendería algunos de los conceptos. Me llevé una grata sorpresa con el desarrollo de la charla, gracias al tono didáctico y casual que “imprimió” Thom Brown, especialista en Hardware y Consumibles de Inyección de Tinta de HP. Brown trabaja con la compañía desde 1997 en áreas de investigación y desarrollo. Por ejemplo colaboró con la creación del papel fotográfico HP Inkjet.

Lo primero que Thom nos comenta es que las imágenes que vemos en las fotografías impresas son en realidad ilusiones ópticas generadas por las gotas de tinta que la conforman. Para crear los tonos se necesitan hasta 32 capas de colores diferentes que no se mezclan totalmente sino que se superponen. Si las tintas se llegaran a mezclar la calidad de imagen sería mala, con aspecto borroso. En una foto de 4×6 pulgadas podríamos encontrar 35 millones de gotas, ubicadas por la impresora a alta velocidad usando una cuadrícula.

Pero ¿cómo sale la gota del cabezal? El método creado y usado por HP desde 1979 es la inyección térmica, que mueve la tinta a base de calor. El sistema envía una señal para calentar el cabezal de forma . Al llegar a cierta temperatura (cercana a los 300 °C) se forma una burbuja de vapor que impulsa la tinta para salir en forma de gota hacia el papel a una velocidad cercana a los 50 Km/hora. Thom nos da una idea de la distancia y precisión necesaria para la caída de la gota con un ejemplo a escala: Si fuera del tamaño de una moneda tendríamos que lanzarla desde el piso 30 de un edificio y acertar en un balde. Repitiendo el proceso 36 mil veces por segundo.

Asi como muchas veces escogemos la impresora equivocada para nuestras necesidades, el tipo de tinta es diferente en su composición y funcionamiento para cada modelo. Para dar con la formula adecuada se requieren de 3 a 5 años mediante experimentación y ensayo en laboratorio, con compuestos químicos que se protegen como secreto de marca. Thom señala que cada uno cumple una función tanto en la impresión como en el mantenimiento del equipo. Por ejemplo, el “anti-koga” (Koga=sobrante en japonés) evita que los residuos se adhieran al cabezal. Por eso es importante no recargar los cartuchos con cualquier tinta.

También los cabezales tienen algunas diferencias en relación a su tamaño, que puede ser hasta de 1/3 del grosor de un cabello. Las impresoras actuales combinan unos grandes para colaborar con la velocidad y otros pequeños para la precisión. Normalmente las impresoras personales escanean de un lado a otro la hoja de papel para inyectar la tinta; pero las impresoras de oficina de alta velocidad usan un conjunto grande de cabezales, con lo que la hoja recibe rápidamente la tinta mientras se desplaza.

Agradezco a Thom Brown y a HP por el conocimiento que nos compartieron. Pueden seguir a Thom en su cuenta de Twitter @ThomAtHP o en su canal de YouTube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s